El maltractat ficus del Parterre

ficus parterre

Aunque el Ayuntamiento de València llevaba años tras la solución para el traslado de las estaciones de servicio urbanas, la del Parterre tuvo mayor impulso cuando la gasolinera en el año 2009 pidió negociar para trasladarla ante el gran avance de las raíces del ficus que podrían dañar las instalaciones, incluso ocasionar un accidente, peligro que refrendó el profesor José Francisco Ballester Olmos.

Hasta el año 2014 no hubo acuerdo para cambiar de ubicaciones esta estación de servicio y la de la calle Xàtiva a la avenida Tarongers, pero como el nuevo consistorio del 2015 no quiso que fuera en terrenos públicos, renegoció hasta que en el 2019 acordaron Ripoll y el Ayuntamiento montar sólo una estación y en la Ronda Norte, en terreno propiedad de la empresa suministradora de carburantes.

Aunque en junio del 2021 quedó fuera de servicio la estación de servicio del Parterre, hasta febrero de este año no comenzó el concesionario a desmontar las instalaciones en superficie, quedando pendientes el inertizado y la retirada de los depósitos, para dejar en condiciones el terreno y poder contratar las obras que libren al ficus centenario de los destrozados bancos, barandillas y escalera que constriñen la expansión de sus raíces, muy visibles desde el último decenio del siglo pasado.

Y el ficus, plantado en 1852, protestó en el año 2015 desgajando una gruesa rama que causó deterioros, y el pasado siete de septiembre recordó el maltrato que le ocasionan deshaciéndose de una rama principal que hirió a cuatro personas. 

Mucha lentitud para solucionar una urgencia en parques y jardines, sin tener en cuenta que en la Guía de Jardines Históricos y Parques Urbanos de València, editada en el 2009 con datos de años anteriores, llamaban la atención sobre el Parterre especificando “que está en la parte más honda de la ciudad (2,80 m. de altura las riadas de 1957) y la galopante deshidratación del suelo está alterando la vida de los grandes ejemplares arbóreos de siglos pasados”.

¿Y si además de la deshidratación le está afectando gravemente al ficus la contaminación del terreno donde están los depósitos, que ocupan mucho espacio y al parecer quieren llenarlos de arena y no extraerlos? 

Y ahora acusaciones y prisas, de palabra no de hechos, cuando el árbol ha dicho basta de abandono por excesiva lentitud de los gestores políticos anteriores y actuales ante una empresa en la que se había esfumado su miedo del año 2009, ya que sus empleados me dijeron en el 2015 que no tenían prisa en marcharse del Parterre. 

Comentarios sobre caducidad de la concesión en el 2018, pero ninguno de cuando se la concedieron y prolongaron.

(respectem la llengua original triada per l’autor)

Print Friendly, PDF & Email

Autor: Esteban Gonzalo Rogel

Secretari de Asociació Valenciana de Periodistes i Escriptors de Turisme (AVPYETUR)

Similar Posts