|

Desde una barbacoa a bicicletas, Metrovalencia recogió más de 5.500 objetos perdidos en 2018

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) recogió durante el pasado año un total de 5.642 objetos perdidos por los usuarios de Metrovalencia. Esto quiere decir que se olvidan 15 objetos de media al día y 470 por mes. Estos objetos olvidados se guardan como mínimo un mes en las estaciones donde se custodian y un mes más en las instalaciones de València Sud. Si pasado ese tiempo sus dueños no lo han reclamado, se entregan a la Policía Local de Valencia.

Los objetos más perdidos

Los objetos que más se extravían en los metros y tranvías de Valencia y su área metropolitana son, por orden, carteras y monederos, llaves, mochilas, documentación (DNI, pasaportes, permiso de conducir, tarjeta sanitaria), teléfonos móviles y paraguas.

Las pérdidas según la época del año

Dependiendo la época del año los objetos más encontrados varían. De esta manera, en diciembre y enero, se encuentran más tarjetas bancarias por las compras de Navidad; en marzo, por las Fallas, cualquier tipo de objetos; en mayo, con la llegada del buen tiempo, las gafas de sol y, en octubre, cuando el mal tiempo aparece, paraguas, bufandas y guantes.

Noviembre, marzo y octubre son los meses en los que se extravían más objetos, seguidos de diciembre y enero. Por contra, los meses de menor extravío son agosto, julio y junio, cuando se reduce el número de clientes.

La recuperación de objetos se estima en un 35,7%, y el porcentaje restante es entregado a la Policía Local de València o trasladado a un punto verde o de reciclaje.

Procedimiento a seguir

Las estaciones que tienen Espai del Client (Colón y Xàtiva), los Centros de Atención del Cliente de Benimaclet y Aeroport, y los Punt del Client (Àngel Guimerà, Empalme, Torrent Avinguda, Marítim-Serrería, y Mislata) son los puntos de entrega y de recogida por parte de los usuarios en una primera fase, antes de ser trasladados a la sede central de València Sud.

Los documentos oficiales (DNI, pasaportes, etcétera), son entregados a la policía en la mayor brevedad para intentar localizar a su propietario, mientras que las tarjetas bancarias son destruidas. Finalmente, el dinero en metálico no reclamado se entrega a entidades benéficas.

Objetos sorprendentes

Entre los objetos que más llaman la atención se encuentran bicicletas, muletas, maletas, dosis de insulina, sillas de oficina o de ruedas, carros de bebé, navajas, cámaras de fotos, uniformes, recetas e informes médicos, décimos de lotería, pienso de animales, escrituras de piso, justificante de apuestas deportivas, denuncias del juzgado, una Biblia, un Corán o una barbacoa.

Print Friendly, PDF & Email

Publicaciones Similares