Saltar al contenido

L’Almoina recupera los objetos que habían sido retirados a finales de año

20/05/2019
Comarca: València

El Centre Arqueològic de l’Almoina recupera para su exhibición pública todos los objetos arqueológicos que habían sido retirados de sus lugares habituales a finales de 2018. Esta retirada fue por diferentes causas, por haber sido prestados para varias exposiciones o por riesgos para su correcta conservación.

Objetos recuperados

Entre los objetos hay cerámicas, vidrio, piezas metálicas y huesos humanos, que se retiraron de sus espacios (vitrinas y entierros) y se depositaron temporalmente en las dependencias de la Secció d’Investigació Arqueològica Municipal, situada en el polígono de Vara de Quart.

En este espacio de tiempo, se ha trabajado en la mejora de los equipos de climatización del espacio. De esta manera se han mejorar las condiciones ambientales para una correcta conservación de los elementos expuestos. Ahora mismo este centro arqueológico mantiene una temperatura estable alrededor de los 22 °C y una humedad relativa que no supera el 55%. Condiciones similares se mantienen en el interior de las tres vitrinas de donde fueron retirados los materiales.

Reparaciones y reubicaciones de elementos expositivos

Además, se ha sustituido la vitrina de vidrio no laminado donde se exhibían objetos de armamento republicano. Esta vitrina tenía una rotura lateral que suponía un peligro potencial para los visitantes del museo. Finalmente, se han reparado y eliminado los daños sufridos en su momento por el esqueleto de época republicana, y se ha preparado un nuevo lecho para mejorar la conservación a medio plazo.

De esta manera se han reubicado las vitrinas correspondientes a los espacios expositivos denominados «Ací va nàixer Valentia», «La destrucció de Valentia durant les guerres sertorianes» y «Les tombes monumentals d’època visigoda». También se reubica en su posición el esqueleto de época republicana y los esqueletos pertenecientes a la tumba colectiva d’época visigoda. En este caso vuelven a sus vitrinas las ocho piezas que habían sido cedidas para la exposición promovida por la Generalitat «Testimoni gràfic d’un territori, símbol d’un poble».