Saltar al contenido

criminal.poke ofrece tatuajes contra la ansiedad

17/11/2020
criminal.poke - no pasa nada
Comarca: València

Sofía López usa el seudónimo de criminal.poke y ofrece tatuajes con un mantra para ayudar a personas que luchan contra la ansiedad: «No pasa nada».                 

Más de 12 millones de personas sufren en el estado español sensación de desasosiego, miedo o pensamientos oscuros. Además de tener miedo a sufrir un accidente, a la muerte, pánico a salir a la calle. O bien a estar con demasiada gente, a salir de la zona de confort o problemas para conciliar el sueño.

Hablamos de síntomas de la ansiedad o el TAG, trastorno de ansiedad generalizada

Antes de la llegada de la COVID-19, criminal.poke tatuaba cada último viernes de mes la frase «no pasa nada». Y lo hacía con un coste simbólico en La tinta que habito, estudio de tatuajes del que es residente.

“Soy una de los 12 millones y medio de Españoles que sufren ansiedad. Algo con lo que he aprendido a convivir, en mi caso cursa con agorafobia y a veces el día a día se hace jodido.

Alguien que estudió 10 años, me dijo que interiorizara una frase «no pasa nada» y me lo repitiera cuando asome esa presión en el pecho.

Por mi trabajo, pensé que además de exteriorizarla, estaría bien tenerla conmigo en un sitio visible. Fue un día hace unos meses, me cancelaron a última hora una cita, tenía la mesa preparada y decidí hacer lo que llevaba tiempo pensando.

¡Realmente me ayudó y lo sigue haciendo!

Es por eso que quiero ayudar a la gente que tiene el mismo problema, el último viernes de cada mes, tatuaré este mantra por una cantidad simbólica en el estudio donde soy residente La Tinta que Habito en Valencia”

El pasado viernes 13 de noviembre criminal.poke retomó esta iniciativa de usar tatuajes para luchar contra la ansiedad. Una iniciativa que ya ha conseguido ayudar a más de un centenar de personas desde que comenzara.

Como objetivo se encuentra ayudar a visibilizar esta enfermedad no demasiado conocida pero no por ello menos extendida.

Una ansiedad que se ha visto incrementada en el tiempo que estamos sufriendo la pandemia de la COVID-19 y el confinamiento relacionado.

 

Print Friendly, PDF & Email