Saltar al contenido

El alcalde defiende la tasa turística en València como ayuda al pago de servicios

09/07/2019
Turistes

El alcalde de València, Joan Ribó, ha sido claro al decir que defiende la tasa turística en la capital. El turismo es cada vez más importante en la capital de la Comunitat Valenciana y Ribó argumenta que esta tasa ayudará a afrontar los costes de los servicios que el Ayuntamiento de València presta a quien visita la ciudad. Ribó afirmó la semana pasada que se trata «de una medida que no es disuasiva del turismo y que, además, nos permitiría controlar los apartamentos turísticos y otros fenómenos relacionados que generan rechazo en algunos barrios».

De esta manera, Ribó dijo que el Ayuntamiento trabajará «porque en València haya una tasa turística como hay en Palma de Mallorca, en Barcelona, en Roma, en Àmsterdam y en prácticamente todas las ciudades europeas, que no sufren, por el contrario, ningún efecto reductor del turismo». De hecho, explicó el alcalde, «cuando haceos un viaje nunca nos preguntamos si la ciudad donde pensamos ir cobra este impuesto».

Una tasa turística para ayudar al impacto negativo del turismo en València

De esta manera València se encamina a implantar esta tasa turística. Añadió Ribó que «los municipios que apliquen este recargo a las estancias turísticas podrán mitigar los impactos negativos del turismo, puesto que la tasa supone una compensación por los servicios extra que hacen los ayuntamientos con motivo del aumento poblacional ocasionado por el turismo y que afectan, por ejemplo, a la limpieza, la seguridad o la movilidad».

Así, indicó que «Es importante que los turistas contribuyan con la ciudadanía a pagar los servicios de que también disfrutan». Y añadió que este impuesto «puede ayudar a eliminar un cierto rechazo que puede aparecer en algunos barrios hacia el turismo y también se puede convertir en un mecanismo de control de los apartamentos turísticos».

Ribó afirmó que «la posición del Ayuntamiento es muy clara: en València nos hace falta una tasa turística que, por supuesto, no tiene que ser obligatoria para todos los ayuntamientos. Nosotros la gestionaríamos y la cobraríamos con la colaboración de la Generalitat».

Como la tasa tiene que regularse en el ámbito autonómico, por no tener competencia los municipios el Ayuntamiento de València apoya a la iniciativa de recargar las estancias turísticas y pide a la Generalitat que se pronuncie.