Saltar al contenido

La concejalía de Cultura impulsa la restauración del lienzo la Inmaculada Concepción y los Jurados de València de 1662

13/11/2018
Pablo González Tornel / Glória Tello
Comarca: València

Dentro del proyecto de adecuación del Museo Histórico de València (MHV), un grupo de investigación va a iniciar este proceso de restauración. Dirigirá el equipo el profesor de Iconografía e Historia del Arte de la Universitat Jaume I, Pablo González Tornel, en colaboración con el Museo de Bellas Artes de València. En este museo es donde reside, temporalmente, esta obra de Jeroni Jacint, datada en 1662.

Se dispone de una subvención de la Generalitat de 34.5000 euros, que ayudará a hacer un análisis histórico y técnico. Posteriormente se elaborarán propuestas de conservación de la obra que será competencia del Ayuntamiento.

Según ha señalado la concejala de Cultura, Glòria Tello, «el proyecto de adecuación del MHV no sólo pasa por el rediseño y ampliación de sus espacios, sino que nuestra intención contempla también la restauración de algunos de sus fondos más valiosos». Se trata de poner en valor el patrimonio histórico y artístico de la ciudad de València.

Tello ha añadido que «hablamos de un museo que alberga elementos de notable importancia histórica y patrimonial, y nuestro compromiso firme con el patrimonio histórico y artístico no podía dejar de lado una obra como esta que, además, presenta un marcado carácter municipalista».

La Inmaculada Concepción y los Jurados de la ciudad de València

La obra es un óleo sobre lienzo de 360 x 350 cm, y ha residido desde la desaparecida Casa de la Ciudad, al conjunto de la Lonja y, finalmente, al Ayuntamiento. Estos traslados han afectado a su estado de conservación, lo que ha provocado restauraciones parciales. No obstante, no se ha hecho nunca un estudio integral de la obra que asegure una intervención adecuada.

En este sentido Tornel ha explicado que los objetivos de la Concejalía harán que «la sociedad valenciana recupere una de las obras cumbres de la pintura del siglo XVII y máxima expresión del municipalismo valenciano».

Este cuadro fue un encargo que los coprotagonistas de la escena, los jurados de la ciudad de València, hicieron a Jeroni Jacint Espinosa para dejar constancia de su toma de partido en pro de la doctrina de la Inmaculada Concepción.

El marcado carácter político de la representación se constata también por el lugar donde iba a ser expuesta: la sala de juntas secretas de la Casa de la Ciudad.

Print Friendly, PDF & Email